Incentivar la adhesión los registros de fracturas

La existencia de datos de elevada calidad sobre osteoporosis y fracturas por fragilidad, y más aún que estos datos estén disponibles, se presentan como factores determinantes para una eficaz gestión y planificación sobre la patología.

El principal objetivo de los registros es conocer el proceso evolutivo de esta enfermedad en su totalidad y mejorar la atención a las personas que la padecen. Para ello, se precisan datos completos, estandarizados y fiables; plantear estándares y objetivos asistenciales; manejar la comparación entre hospitales; así como revisar de forma periódica y continua los resultados obtenidos.

La existencia de registros de datos ha destacado por evidenciar una significativa progresión en la calidad asistencial a pacientes con fracturas por fragilidad. Muestra de ello son los casos del Reino Unido y el de nuestro país, con el Registro Nacional de Fracturas de Cadera (RNFC).

El objetivo de los registros es conocer el proceso evolutivo y mejorar la atención de los pacientes

Desde la puesta en marcha del RNFC se han obtenido mejoras significativas para la atención a los pacientes sobre una serie de variables entre las que destacan la movilización precoz tras la intervención quirúrgica, la reducción de la demora para dicha intervención, la reducción de la aparición de úlceras por presión durante el ingreso, así como la reducción de la estancia media hospitalaria. También se observa una mejor prevención secundaria mediante aumento de prescripción de tratamiento osteoprotector. Además, este grupo de trabajo ha estudiado el perfil de los pacientes que reciben tratamiento para la osteoporosis en los hospitales participantes en el RNFC.

Este modelo de éxito, sin duda, nos debe servir para replicarlo, al menos, en el resto de fracturas osteoporóticas principales.