Coste económico de las fracturas por osteoporosis

Cuatro de cada cinco pacientes no relacionan su fractura con la osteoporosis. Además, una de cada cinco mujeres con fractura por osteoporosis no cree que estén en riesgo de sufrir nuevas fracturas por el mismo motivo. Incluso, tres de cada cuatro mujeres no saben que el tratamiento para la osteoporosis reduce el riesgo de sufrir nuevas fracturas.

Sin embargo, las fracturas por osteoporosis son dolorosas y a menudo se traducen en una pérdida de movilidad, al tiempo que están asociadas con una mayor mortalidad, morbilidad y el incremento del riesgo de sufrir una siguiente fractura.

Solo el 40% de los pacientes que se han fracturado recuperan su anterior calidad de vida, autonomía e independencia

Al impacto emocional y social de las fracturas por osteoporosis, hay que sumarle la presión económica que ejercen sobre los sistemas de salud pública:
El coste anual de las fracturas por osteoporosis para los sistemas sanitarios de todo el mundo asciende a 400.000 millones de dólares y representan alrededor del 3% de los costes sanitarios.

En la Unión Europea, estos costes ascienden a 37.400 millones de euros y representa alrededor del 3% de los costes totales sanitarios .
Esta carga financiera es significativamente más alta que para muchas otras enfermedades crónicas no transmisibles importantes (en 2015 se estimaron un coste de 20.000 millones de euros por accidentes cerebrovasculares y 19.000 millones de euros por enfermedad coronaria).

Coste sanitario de la fractura en España

Coste por hospitalización debida a fracturas osteoporóticas: 2,4 millones de euros
(39% del gasto total por este motivo)
De todas las fracturas, las de cadera son las que suponen la mayor carga clínica y económica.