¿Por qué es importante la salud ósea?

Los huesos son los responsables de dar soporte a nuestro cuerpo, proteger de lesiones y permitir el movimiento. Pero, además, son un órgano vivo que se regenera constantemente. Tienen unas células que se encargan de mantenerlos en perfecto estado, eliminando el tejido viejo y reemplazándolo por el nuevo.

A lo largo de la vida, los huesos van adquiriendo densidad, cuyo pico máximo se estima que se alcanza entre los 25 y los 30 años.

A partir de los 25/30 años la regeneración ósea es cada vez más lenta y la densidad de los huesos disminuye.

Conocer la densidad de los huesos permite actuar antes de que se produzca una fractura por osteoporosis, cuyo impacto en la salud física y emocional de quien la padece es altísimo, así como el impacto social y económico.

¿Qué son las fracturas por osteoporosis?

Las fracturas por osteoporosis son la consecuencia más grave de la osteoporosis, una enfermedad crónica y progresiva,que se caracteriza por una disminución de la masa ósea que provoca que los huesos se debiliten, se vuelvan porosos, frágiles y propensos a fracturarse. Se producen por una simple caída o un golpe y a menudo se asocian con la torpeza.

Sin embargo, las fracturas osteoporóticas suelen ser una señal tardía de la debilidad generalizada en los huesos a consecuencia de la osteoporosis; son muy dolorosas y provocan pérdida de movilidad, autonomía y calidad de vida